Novedades
Espacio y perfil de color en Photoshop

Espacio y perfil de color en Photoshop

5

Todo lo que necesitas saber sobre el espacio y perfil de color. Seguramente, en alguna ocasión, te hayas encontrado con un mensaje de Photoshop avisando de que la imagen que estás abriendo tiene un “perfil de color que no coincide con el espacio de trabajo” o “el documento no tiene ningún perfil”.

Si no sabes qué es un perfil y un espacio de color esta advertencia te sonará a chino o pensarás que has tocado algo que no debías...

Existe una opción en Photoshop que nos permite desactivar este tipo de avisos, pero sin duda lo mejor es saber a qué se está refiriendo.

Yo misma me resistí a informarme de lo que significaban estos conceptos, ya que hay bastante literatura al respecto y es toda bastante técnica.  A continuación voy a tratar de explicarte las cosas de forma sencilla, basándome en la propia teoría pero explicado con términos más comunes y coloquiales.

INTRODUCCIÓN: EL ESPECTRO VISIBLE

Para empezar, un poquito de física (no te asustes, es física muy básica). Recordarás aquella clase de ciencias dónde nos explicaban algo llamado “espectro de luz visible” (ahora no digas que justo ese día no estuviste atendiendo…). Nos explicaban que existía algo llamado “espectro electromagnético” y que nuestros ojos eran capaces de percibir solo una parte de ese espectro. Esa parte que podemos ver es el espectro de luz visible, y los rayos gamma y ultravioleta quedaban fuera.

Conjunto de longitudes de onda de todas las radiaciones electromagnéticas.

Entendiendo esto, de igual manera que nuestro ojo solo puede ver ciertas zonas del espectro electromagnético, los dispositivos que utilizamos (pantallas de ordenador, televisiones, impresoras, etc.) son incapaces de representar la totalidad del espectro visible. Es decir, que nuestro ojo ve mayor cantidad de colores que los que son capaces de representar estos aparatos.

Por otra parte, los dispositivos digitales y los programas involucrados necesitan transformar los colores en números. Los dispositivos electrónicos utilizan el código binario para comunicarse. Pueden hacerse conversiones de binario a hexadecimal o decimal para simplificar las cosas. Una cámara de fotos o un ordenador convierten los colores de la luz en números, y de esta forma los almacenan para ser interpretados posteriormente por un dispositivo visual como una pantalla LCD.

 

El problema se nos presenta cuando queremos que el color que capturamos con nuestro ojo, sea el mismo que visualicemos en la pantalla, (sea un PC, móvil, tablet, MAC…) y que además se corresponda con el color que veamos en el papel impreso. ¿No pedimos tanto verdad? Pues bien, para organizar todo esto se han creado diferentes modelos de color.

¿QUÉ ES UN MODELO DE COLOR?

Los modelos de color tienen como finalidad establecer un mecanismo que nos permita preservar la tonalidad de un color en particular. Un modelo le permite a los dispositivos digitales convertir un número en un color usando una fórmula matemática. Existen varios modelos de color, pero los más comunes, o los que más solemos utilizar, son los siguientes:

RGB: Este modo emplea los colores primarios rojo, verde y azul. Los demás colores se crean combinando estos tres. Es un modelo aditivo. Lo utilizan las cámaras de fotos y cualquier dispositivo con pantalla.

CMYK: En este modelo se crean los colores mediante la eliminación de la luz. Es un modelo sustractivo. Emplea los colores cian, magenta, amarillo y negro. Se emplea en las impresoras, porque la tinta absorbe los colores de la luz.

Estos y otros modelos de color se implementan de manera específica en los espacios de color.

¿QUÉ ES UN ESPACIO DE COLOR?

A partir de los modelos de color, se han creado espacios de color. Esto ha originado diferentes espacios de color a partir del mismo modelo de color; así tenemos espacios de color que contienen a otros espacios de color. Lo puedes apreciar mejor en el gráfico adjunto.

Espacios de color RGB y parte que abarca cada uno de ellos sobre el espectro visible.

Por ejemplo: ProPhoto RGB contiene todos los colores contenidos en el espacio de color de Adobe RGB y a su vez Adobe RGB  contiene casi todos los colores contenidos en el espacio sRGB.

GAMA DE COLOR: Para continuar explicándote conceptos es necesario conocer antes qué es una gama de color.

Se conoce como gama a todos los posibles colores contenidos en un espacio de color. Una buena forma de comprender este rollo teórico es haciendo una analogía con las cajas de lápices de colores. Hay algunas cajas con 12 colores y otras con 24 colores. Cada caja representa un espacio de color que contiene el mismo modelo de color RGB, pero con diferente gama (con diferentes colores).

Entendiendo esto, si tenemos una imagen en un espacio de color más reducido y tratamos de convertirlo a un espacio mayor el resultado serán “colores fuera de gama”. Tal vez también hayas visto este aviso en Photoshop alguna vez…

¿Qué ocurre cuando un origen es mayor que un destino?

Cuando el origen contiene un espacio de color con una gama de color mayor, el sistema debe comprimirla, remapearla y en algunos casos debe desechar información para que el dispositivo de destino pueda representarlo. Siempre es mejor descartar algo de información, en vez de “inventarla” o tratar de “igualarla”. En estos casos es cuando vemos que una imagen resulta con tonalidades diferentes.

Para evitar sorpresas, Photoshop nos ofrece en el menú de “Vista” un mecanismo para hacer pruebas de impresión en pantalla. Esto nos sirve para que el sistema pueda realizar una traducción del color mucho más precisa, en la que no sea necesario que se pierda información y que nos permita obtener en la imagen final unos colores más apropiados para el dispositivo destino.

¿QUÉ ES UN PERFIL DE COLOR?

El perfil de color es un modelo numérico de un espacio de color. O dicho de otra forma, un perfil es como un diccionario para traducir. Podemos crear perfiles para imágenes y para dispositivos, lo cual facilita la interpretación de los colores entre dispositivos. Por ejemplo, cuando descargamos una imagen y tratamos de verla en nuestro ordenador, (que tiene un perfil de modelo RGB), el sistema operativo necesita de algo que le indique como representar los colores que contiene el archivo de la imagen. Es el perfil el que tiene el significado de los colores en el origen, para que el destino (pantalla del ordenador) pueda comprender e interpretar adecuadamente esos colores.

Llegados a este punto, te estarás preguntando: “¿Y qué espacio de color debo utilizar?” Adobe RGB, sRGB, ProPhoto RGB… Si te fijas bien en el gráfico que muestro más arriba, sRGB es el espacio más limitado y ProPhoto RGB es el más amplio. Si fuese así de sencillo, la elección sería fácil: siempre el más amplio. Pero cómo has visto, al final todo depende del medio final en el que vayas a trabajar.

  • Si el destino de tu trabajo va a ser Internet, debes saber que allí se publican las fotografías en sRGB. Éste es el espacio de color que reconocen la mayoría de los navegadores. Da igual si usaste otro espacio de color para trabajar, al publicar en Internet se convierte a sRGB (que es el espacio más limitado). Ahora también sabes que puedes hacer pruebas en pantalla para ver una aproximación del resultado final.
  • Si el destino de tu trabajo es la impresión, la cosa se puede complicar aún más. Los medios de impresión utilizan a su vez espacios de color diferentes, basados en modelos de color distintos y normalmente más restrictivos que los que podemos manejar en el ordenador. Es conveniente trabajar en Adobe RGB 1998 (*), y al final convertir la fotografía al espacio de color específico de la impresora a la que vaya destinado nuestro archivo. Si imprimimos en una imprenta o laboratorio fotográfico, deberemos pedirles el perfil de color de la impresora destino.

(*) Cuidado con esto, ya que algunos monitores de gama baja/media (o sea, los de la mayoría) no son capaces de representar la gama de colores de Adobe RGB, solo pueden representar colores del espacio sRGB. Con lo cual estaríamos visualizando colores que no tienen porqué coincidir con la realidad. Sin embargo, si tienes un monitor de gama alta tal vez puedas configurarlo. De todas formas ahora también sabes que puedes hacer pruebas de impresión en pantalla para ver una aproximación del resultado final. 

CONCLUSIONES

En general, lo más conveniente es utilizar un espacio de color que contenga los colores que pueda representar el dispositivo de salida de tu trabajo final.

Lo que siempre debes de tener en cuenta es que por mucho que calibres tu monitor y por mucho que exportes en un perfil adecuado a tu imagen y a tu pantalla al final la realidad es que no tenemos ningún control sobre los dispositivos de visualización de los demás. Así que tú puedes estar visualizando los colores de la imagen de forma precisa pero otra persona (un cliente por ejemplo), puede recibir tu imagen y visualizar unos colores que no se corresponden con la realidad.

NO TE PIERDAS MIS TUTORIALES

Acerca de Kristina Ferreiro

Técnico en sistemas microinformáticos y redes. Amante del diseño y la fotografía. Creativa constante mientras aprendo cosas nuevas cada día. Me gusta ayudar a la gente y compartir lo que sé.

3 Comentarios

  1. Gracias, me ha aclarado muchas dudas. Estupenda como siempre

  2. Gracias por explicarlo, desde que instale el 6 me salen esos mensajes y antes no salían, no quería desactivarlos de ningún lado para no hacer lió, hasta que supiera de que se trataba. Gracias!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: