Novedades
Preparar archivos para impresión

Preparar archivos para impresión

8

Consejos y tips útiles para preparar tus archivos para impresión.

Algunos de vosotros me habéis preguntado cómo preparar vuestros archivos para imprimirlos o enviarlos a impresión. La mayoría de los consejos que os doy a continuación son cosas muy básicas, pero conviene tenerlas todas en cuenta y no olvidarnos ninguna para obtener unos buenos resultados.

Os dejo antes de nada una infografía con el contenido resumido:

consejos para impresion

1) USA EL MODO DE COLOR CMYK: Trabaja siempre que te sea posible con una paleta de colores en CMYK y si has trabajado en RGB, antes de imprimir convierte de RGB a CMYK para que no se modifiquen los colores a la hora de la impresión.

2) DEJA MÁRGENES DE SEGURIDAD: Las imprentas utilizan unas máquinas para realizar los cortes finales o refiles llamadas guillotinas. Éstas son bastante precisas, pero puede haber pequeñas variaciones de unos 2 mm. Por esta razón es muy importante dejar unos márgenes de seguridad de 2 mm en los diseños para que al efectuar el corte la imagen llegue siempre hasta el final y no queden áreas blancas en el perímetro que afearían el resultado.

Y además del consejo anterior, para diseños editoriales no te olvides de dejar el margen para la encuadernación (suele ser de unos 12 mm).

3) VERIFICA LAS MEDIDAS: Junto con el punto anterior, revisa siempre al final de tu trabajo que las medidas de tu documento sean las correctas.

4) VERIFICA LA RESOLUCIÓN: La resolución de tus imágenes debe de ser de 300 píxeles por pulgada (ppp), porque es el valor recomendado para impresión.

5) LAS TIPOGRAFÍAS: Las tipografías o fuentes son un elemento primordial a la hora de diseñar y deben serlo también a la hora de imprimir. Para obtener resultados óptimos es recomendable convertirlas a “Outlines” o “Curvas” antes de enviar el documento. Otra opción es enviar las fuentes utilizadas como archivo adjunto en el envío del archivo para que así no haya problemas con la impresión del trabajo.

Si el documento contiene mucho texto, es mejor diagramarlo en un programa como InDesign o Illustrator, para que las fuentes queden con mejor definición porque los textos de documentos trabajados en Photoshop no quedan con la misma definición.

6) ADJUNTA UNA COPIA DE LOS ARCHIVOS: Si vas a enviar el trabajo a impresión, realiza una copia de las imágenes y tipografías que hayas utilizado en el diseño y envíalas junto con el diseño final. Intenta enviar todo en archivos comprimidos para que no sean demasiado pesados.

7) INFORMA DE DETALLES: Si tu diseño requiere de detalles importantes de impresión como pueden ser los materiales utilizados, acabados, cortes, tipo de papel, número de impresiones, etc… es aconsejable que lo especifiques todo claramente para que puedan seguir bien las instrucciones en la imprenta.

8) ENVÍA UN MONTAJE DE TU DISEÑO: Junto con las instrucciones siempre puedes enviar un montaje de como debería quedar tu diseño impreso, para que el impresor tenga una idea de lo que deseas.

9) EXPORTA FORMATOS COMPATIBLES: Asegúrate que el formato de archivo en el que envíes tu diseño sea un formato compatible porque si al llegar a impresión no pueden abrirlo será tiempo perdido. Las imprentas suelen informarte con qué tipo de formatos trabajan, pero es aconsejable el uso de archivos PDF de alta calidad, (Portable Document Format) porque independientemente del programa que hayas utilizado para crear tu diseño, tenerlo en PDF asegura que se vaya a poder ver e interpretar debidamente.

10) AÑADE UN CONTACTO: Es importante que especifiques un correo electrónico o un número de teléfono para que puedan ponerse en contacto contigo si fuese necesario.

Espero que todos estos consejos os hayan sido de utilidad! 😉

Acerca de

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: