Novedades
Gestión del color con perfiles ICC en photoshop

Gestión del color con perfiles ICC en photoshop

En este tutorial de Photoshop vamos a aprender a gestionar el color correctamente con ayuda de perfiles ICC.

A la hora de imprimir una imagen podemos encontrarnos con un problema: que lo que estamos viendo en pantalla no se corresponda con lo que vemos una vez impreso. Es normal que haya variaciones en los tonos de color, luces y sombras pero se pueden disminuir si tenemos en cuenta los perfiles de color.
Si no sabéis de lo que estoy hablando, hace un tiempo os compartí un tutorial en el que os explico qué son los espacios y los perfiles de color.

En esta ocasión vengo a enseñaros como gestionar correctamente el color en Photoshop a través de perfiles ICC. 

¿QUÉ SON LOS PERFILES ICC?

Un perfil de color es como un diccionario que facilita la interpretación de los colores entre dispositivos (pantallas/impresoras).
Los perfiles ICC contienen la información necesaria para imprimir correctamente en un determinado material, según los estándares promulgados por el Consorcio Internacional del Color (ICC). La ventaja de trabajar con estos perfiles es que son independientes del dispositivo, son perfiles estándar.  

¿CÓMO DESCARGAR E INSTALAR PERFILES ICC?

Lo normal es que las imprentas y laboratorios digitales nos los faciliten. En mi caso, he decidido imprimir 3 imágenes con el laboratorio fotográfico de Saal Digital. En su sitio web podemos descargarnos los perfiles ICC con los que trabajan para poder realizar las pruebas en pantalla: Perfiles ICC Saal Digital. Os muestro el proceso de descarga e instalación en el vídeo adjunto.

AJUSTE DE PRUEBA EN PHOTOSHOP

Una vez descargados e instalados los perfiles, abriremos la imagen que vayamos a imprimir en Photoshop. Si se trata de un PSD con muchas capas es preferible acoplarlas todas o guardar la imagen y abrirla como una única capa.

Nos vamos al menú de Vista – Ajustes de prueba – A medida. Desde la ventana emergente podremos seleccionar en la lista el perfil o perfiles deseados para las pruebas. Es importante configurar muy bien los detalles de cada tipo de perfil ICC. En la propia página de Saal Digital nos facilitan estos datos en una tabla. Gracias a esta simulación podemos apreciar si la imagen va a sufrir cambios de color, luz, contraste, etc. 

CORRECCIONES DE LA IMAGEN

Dependiendo de cómo sea la imagen necesitará unos ajustes específicos para poder recuperar la apariencia original. Estos ajustes los haremos siempre con el perfil ICC activado. Podemos ajustar los colores, el brillo, el contraste, los niveles o curvas, etc. 

Después de realizar los ajustes debería quedar muy similar. De todas formas debéis saber algo: una imagen nunca se va a ver igual en una pantalla que en un papel u otro medio impreso. La razón es que los monitores o pantallas son emisores de luz y emiten brillo. Sin embargo un papel refleja luz. Aquí ya depende del tipo de material elegido si va a reflejar más o menos luz o si es más o menos poroso…  Lo importante es que la luminosidad general de la imagen y los colores no tengan ningún cambio brusco que se aprecie fácilmente.

RECORTAR Y GUARDAR LA IMAGEN

Una vez realizados los ajustes necesarios debemos de verificar que la imagen tiene las dimensiones correctas. En la página de Saal Digital tenéis un montón de tamaños a elegir. También disponen de un apartado llamado Zona  Pro desde el cual podéis descargaros una plantilla .PSD con las dimensiones de cada formato, así como los valores de resolución recomendados. Os dejo en enlace a la Zona Pro de Cuadros. En el vídeo os muestro cómo recortar y redimensionar la imagen sin ayuda de la plantilla.

En cuanto a la redimensión de la imagen, os recomiendo activar la conservación de detalles 2.0 si vuestra versión de Photoshop lo incluye. Tan solo tenéis que acceder a las preferencias del programa: Edición- Preferencias – Previsualizaciones de tecnología.

Una vez que tengamos la imagen del tamaño deseado, para guardarla lo haremos en formato .JPG. El perfil ICC nunca debe de ser incrustado, solamente es útil para las pruebas en pantalla. La imagen debe conservar su perfil original. Si incrustásemos el perfil ICC en el archivo, la impresora sería incapaz de reconocer el perfil de color del archivo correctamente y se producirían cambios en la reproducción del color.
Averiguad qué os recomienda la imprenta que habéis elegido. Os dejo la información que nos facilita Saal Digital si decidís imprimir con ellos: cómo enviar los archivos.

Además podéis beneficiaros de un descuento de 20 € usando mi cupón. Os dejo toda la información en este enlace: 20 € de descuento en productos de Saal Digital.

Al final  las impresoras van a convertir la foto a CMYK, que es un espacio más pequeño que los RGB. Los colores que queden fuera de gama van a ser interpretados… De todas formas, si hemos realizado bien las pruebas en pantalla y las correcciones, normalmente son cambios imperceptibles a nuestros ojos.

RESULTADOS: 

Cómo os he comentado he decidido imprimir 3 imágenes con Saal Digital. En el vídeo adjunto os comparto el unboxing del paquete y os muestro el resultado final de la impresión. A continuación os comento los detalles más significativos de cada material. 

METACRILATO: Es una superficie con acabado brillante y la imagen se imprime directamente en la parte trasera de la lámina. Esto hace que la imagen tome un poquito de tridimensionalidad al verla a través. Personalmente no soy fan de este tipo de acabados (prefiero los mate). Hay que tener cuidado de no tocar la superficie porque enseguida se le quedan las huellas marcadas y se ve muy feo el reflejo. En cuanto a los colores, he quedado gratamente sorprendida con los negros. Quedaron con muy buena profundidad y el detalle de las pinceladas del dibujo es muy bueno. Es una pena que con los reflejos de la superficie no los podáis apreciar tan bien.

 

ALUMINIO: Esta superficie tiene un acabado totalmente mate, lo que ayuda a que los detalles se aprecien muchísimo mejor (sin reflejos de por medio). Y si tienes el descuido de ponerle un dedito encima no se le quedan las huellas marcadas (o no se aprecia). La intensidad de los colores en este tipo de superficie es también muy buena. El grado de nitidez de los pequeños detalles es también excelente. En mi caso he notado que los tonos verdosos de mi imagen se tornaron un pelín más oscuros en algunas zonas. La culpa ha sido mía al pasarme con el contraste (no era necesario tanto). Pero estoy muy contenta con el resultado. 

LIENZO:  Al tratarse de una superficie textil bastante porosa tenía miedo de que los colores perdiesen intensidad. ¡Todo lo contrario! La calidad cromática es excelente y la nitidez es mucho mejor de lo que me esperaba. Al tener textura la tela pensaba que no se apreciarían tan bien los detalles del pelaje del gato. Pero como podéis apreciar en el vídeo se ven perfectamente. En mi caso no tengo ninguna pega pero os aconsejaría que si decidís imprimir en lienzo tengáis cuidado con las zonas más oscuras. Si vais a imprimir zonas oscuras no les deis mucho contraste, darle más bien luz si no queréis que se pierdan detalles.

Si os ha gustado el resultado os animo a imprimir vuestros propios diseños o fotografías porque sin duda merece mucho la pena. 

TUTORIAL: 

NO TE PIERDAS MIS TUTORIALES

Acerca de Kristina Ferreiro

Técnico en sistemas microinformáticos y redes. Amante del diseño y la fotografía. Creativa constante mientras aprendo cosas nuevas cada día. Me gusta ayudar a la gente y compartir lo que sé.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: